Posteado por: agendanautilus | marzo 14, 2009

La mancha de basura flotante en el Pacífico ahora tiene el doble del tamaño de los EEUU.

 

 

Por Diego Topete

¿Quién dijo que los productos de plástico de hoy en día no duran? Desde hace más de diez años, el capitán Charles Moore descubrió una isla de basura del tamaño de los Estados Unidos flotando desde hace 50 años en las aguas del Océano Pacífico, y con cada año que pasa se vuelve más y más grande.

Mientras navegaba cerca de Hawái, el capitán se dio cuenta de las grandes cantidades de basura que rodeaba su embarcación. Lo asombroso fue que después de una semana de surcar los mares del Pacífico, los desperdicios de plástico seguían flotando en la superficie marina. En 1997, después de fundar la Algalita Marine Research Foundation (Fundación de Investigación Marina Algalita), Moore regresó al Pacífico para realizar estudios acerca de este problema. Encontró que la gran mancha de plástico llegó a tener el tamaño de los EEUU. Sin embargo, en febrero del 2008, el director de investigaciones de la Fundación Algarita, encontró que actualmente el tamaño de la isla de basura se extiende casi desde las costas de California hasta cerca de las costas de Japón, lo que le da un tamaño del doble de los EEUU.

Esta gigantesca mancha de basura no puede ser vista por medio de satélites, de hecho es sólo visible desde pequeñas embarcaciones que se encuentren navegando en el sitio, al contrario de lo que mucha gente cree, no es como si te pudieras parar y caminar sobre la basura. Pero el problema no es lo feo que se ven miles de millones de pequeños pedazos de plástico flotando en el mar, lo malo del asunto es que los animales confunden al plástico con comida; lo que ocasiona un grave descontrol en la cadena alimenticia e intoxicación de peces, aves y mamíferos. Según la ONU (Organización de las Naciones Unidas), alrededor de un millón de aves del mar y cerca de cien mil mamíferos marinos mueren cada año a causa de la contaminación por plásticos en el mar.

Pero esta amenaza no es solamente para la fauna marina; nosotros, los seres humanos, nos vemos afectados también ya que los peces forman parte importante de nuestra alimentación.

¡Pues que manden limpiar el océano!, podríamos pensar. La solución no es tan fácil como parece, no se cuenta con la tecnología suficiente para separar pequeños pedazos de plástico que son del mismo tamaño que el plancton y las algas que flotan junto con la basura, Moore cree que hay un alga por cada seis pedazos de plástico. Si por el momento carecemos de la tecnología para limpiar nuestro cochinero, tenemos la opción de producir plástico que sí sea biodegradable, a diferencia del que se encuentra flotando en el océano, que a pesar de llevar ahí hasta 50 años, no se deshace ni con el sol. Y por supuesto siempre estará la alternativa de re-usar y reciclar, o en lugar de pedir bolsas de plástico cada que vamos al súper, cargar el mandado en una mochila o carrito; ¿quién sabe? Tal vez nuestra siguiente bolsita de plástico pueda flotar cerca de Hawái durante los próximos 100 años.

 

Anuncios

Responses

  1. QUE MIEDO!!!!!!!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: