Posteado por: agendanautilus | marzo 21, 2009

La NASA lanza el telescopio “busca Tierras”

Por Diego Topete

“Y aun en el año 2008 después de Cristo, los seres humanos seguían creyendo que la Tierra era el único planeta con vida en todo el universo, a pesar de que sabían que hay incontables astros orbitando alrededor de estrellas distantes, justo como creían, algunos siglos antes, que la Tierra era el centro del universo…”. Este puede ser un fragmento de un texto que esté leyendo un ser humano en un futuro no muy lejano.

El viernes 6 de marzo, la NASA lanzó el telescopio Kepler al espacio exterior con el único propósito de determinar ¿qué tan inusuales son los parecidos a la tiera en otros sistemas solares en nuestra galaxia?  Los científicos que llevan a cabo este proyecto creen para que exista vida como la conocemos, el planeta debe ser similar a la tierra en tamaño, composición y respecto a su sol. Dicho en otras palabras, para que exista vida el planeta no debe estar muy cerca del sol,  donde no esté muy caliente y el agua pueda evaporarse; o muy lejos de él, tanto, que el agua se convierta en hielo. Su composición debe ser rocosa, como la Tierra, se han encontrado planetas hechos de gases, como es el caso de Júpiter o Neptuno, en los que el ambiente es inhóspito para la vida. 

El telescopio Kepler es único en su clase, ya que en lugar de tomar fotografías de pequeños puntos en el espacio, como lo hace el telescopio Hubble, capta imágenes de un mayor rango en el universo y mide la luz que emiten las estrellas. Cuando los planetas de las estrellas lejanas  se interponen entre el telescopio y su sol, la luz que éste emite disminuye. Como cuando ves fijamente un foco y pones un dedo frente a tus ojos, la luz que llega desde el foco hasta tu cara es menor. De esa manera los científicos detectan los planetas que giran alrededor de estrellas distantes. También pueden saber el tamaño del planeta, “mientras más grande es, bloquea más luz de su sol”, afirma William Borucki, el principal investigador del Kepler.

Este método sólo es útil cuando la alineación de los planetas coincide con la del telescopio. Si volvemos a mirar un foco, pero esta vez ponemos nuestro dedo arriba de nuestra cabeza, no bloqueara la luz en nuestra cara. En algunos años, este telescopio podrá decirnos si existe algún planeta similar a la Tierra o no. Cualquiera que sea la respuesta, será igualmente asombrosa para la humanidad. Sin embargo, si la respuesta que nos da Kepler es no, difícilmente será una verdad absoluta, ya que solo analiza una pequeña parte de la galaxia, localizada cerca de la constelación Cruz del Norte; esta región del universo contiene cerca de seis millones y medio de estrellas, de las cuales el Kepler  sólo puede analizar unas 200 mil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: