Posteado por: agendanautilus | febrero 19, 2009

Relacionan defectos de nacimiento con obesidad en las madres. Se recomiendan baños de sol para tener hijos altos y fuertes. Le retiran el castigo al huevo, parece que se puede consumir con mayor libertad.

 

 

 

 

 

 

 

Por Edna Rayas

Las mujeres con obesidad son más propensas a tener hijos con defectos de nacimiento como espina bífida, anomalías en el corazón, fisuras en el paladar o hidrocefalia, entre otras enfermedades. México es el país con más mujeres obesas en el mundo, y las mujeres mayores de 20 años son las más vulnerables, según cifras reveladas en  el último reporte de la División de Salud de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).
 Medir la cintura es una manera de identificar si se tiene obesidad, en hombres se presenta cuando la cintura mide más de 94 cm, mientras que en mujeres cuando se está por  arriba de 80 cm.  La obesidad se convierte en un círculo vicioso, pues las madres con obesidad en general desconocen que la padecen. Tienen hijos con problemas de nacimiento provocados por la obesidad de la madre, que aunado a los hábitos alimenticios del seno familiar crecen como personas obesas que luego tendrán hijos obesos y con mayor probabilidad de sufrir enfermedades.
Si quieres tener hijos altos y con huesos fuertes procura  embarazarte durante el verano, eso dice un estudio donde se comprobó que las mujeres que  se encuentran embarazadas durante el verano, suelen tener hijos más altos y con huesos fuertes, por la alta exposición de vitamina D que proviene de los rayos del sol. La vitamina D se encarga de controlar el calcio de los huesos y en caso de faltar, los huesos se debilitan produciendo malformaciones irreversibles. La vitamina D se obtiene de dos maneras, una es consumiendo productos que tengan vitamina D como huevo y leche y la otra exponiéndose al sol. Claro, siempre con moderación pues también existe el riesgo de padecer cáncer de piel por la excesiva exposición a los rayos solares sin crema protectora.
Aquellas mujeres que por distintas circunstancias no se puedan exponer al sol durante su embarazo, es recomendable que asistan a su médico para que éste ofrezca un suplemento alimenticio con Vitamina D.  Productos cotidianos como el huevo y la leche contienen vitamina D. El huevo es un producto de suma importancia en la dieta del mexicano. Al año una persona  en nuestro país consume más de 22 kilos de huevos en promedio.  El huevo es una gran fuente de proteínas y es  fácil de digerir.  Por muchos años se le culpaba de ser una de las principales fuentes de colesterol y efectivamente el huevo contiene colesterol pero no tanto como para dejar de comerlo.
Otros productos como el tocino, cacahuates y mantecas son algunos de las principales culpables en el aumento de colesterol en la sangre. El colesterol es necesario pero su presencia debe controlarse de lo contrario puede llegar a tapar arterias y provocar fallas en el corazón. A todos aquellos preocupados por la ingesta de huevos, olvídense de eso y disfruten de unos ricos huevos rancheros.

Trastornos del Sueño
El 35 por ciento de la población padece algún desorden del sueño como insomnio, apnea y ronquido, informó el coordinador de la Unidad de Investigación del Viejo Hospital Civil, Andrés Palomera. También se señala que  pocas personas con trastornos del sueño van al doctor para remediarlo lo que puede provocar otros problemas como falta de atención, pérdida de la memoria, irritabilidad y alucinaciones. Cada día hay más adolescentes y niños con desordenes del sueño debido a la constante exposición a medios electrónicos como juegos de video y computadoras.
Cáncer de próstata por exposición a luz artificial.
Los hombres de países con mayor exposición a luz artificial tienen más probabilidades de sufrir cáncer de próstata, de pulmón e intestino grueso,  según un estudio de  la Universidad israelí de Haifa.
El estudio revela que la luz artificial provoca la destrucción del sistema inmune y la baja de melanina, que es la sustancia que determina el color de la piel, se encuentra en el pelo, uñas y retina y sirve para proteger el cuerpo de las radiaciones ultravioletas, como la que proviene de luz eléctrica Los países con mayor exposición a luz artificial tienen mayor número de casos de cáncer de próstata, pulmones e intestino grueso  frente a países con menos uso de la luz eléctrica.

Ser fumador pasivo aumenta el riesgo de sufrir demencia
En México, hay aproximadamente 50 millones de fumadores pasivos, lo que equivale a más del 40 por ciento de la población mexicana  según cifras dadas a conocer por la Secretaría de Salud. Estudios previos habían dicho que existía una relación entre las personas que fumaban y la demencia. Lo nuevo es que no solo ellos tienen mayor probabilidad de desarrollar demencia y otros trastornos neurológicos sino también todas las demás persona que conviven con fumadores.

Los expertos concluyeron que la exposición al humo pasivo parece aumentar las probabilidades de desarrollar algún tipo de deficiencia cognitiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: